Menú

¿Cómo Evitar el Miedo al Dentista en Niños?

7 consejos para evitar el miedo al dentista en niños

Llevar a los más pequeños de la casa al dentista es muy necesario para mantener los dientes sanos y fomentar los importantes hábitos de higiene bucal. Desde el punto de vista de vuestros hijos e hijas, la visita al dentista puede ser un evento poco agradable: están en una habitación desconocida llena de objetos y ruidos desconocidos mientras un extraño usa objetos metálicos e inusuales en su boca. Por esta razón, creemos conveniente que tu hijo acuda al dentista relajado y que esté siempre lo más cómodo posible.

familiarizar a tus hijos con el dentista

Cuanto antes acuda al dentista, mejor. De esta forma el niño/a puede familiarizarse con las instalaciones, el personal y los procedimientos y puede formar la idea de “hogar dental”. Esto favorece las visitas periódicas o emergencias. Lo ideal es que la primera visita sea a la edad de 1 año o cuando aparezca el primer diente.

qué decir antes de la visita al dentista

Evita usar palabras como dolor o inyección. Es mejor dejar que el mismo personal del centro introduzca su propio vocabulario a los más pequeños. Podéis decirles frases fáciles de entender como que “el dentista va a buscar los bichitos del azúcar para limpiarlos”, o “que el dentista quiere ver tu sonrisa y contar cuántos dientes tienes”.

cómo preparar la primera visita

Antes de la primera visita al dentista, un truco que nos encanta es que juegues con tu hijo/a a ser el dentista y el paciente. Solo necesitas un cepillo de dientes, puedes contar los dientes empezando con el número 1 o la letra A. Es importante evitar hacer ruidos de perforación o de instrumentos odontológicos. Además, puedes enseñarle con un espejo como el dentista puede revisar sus dientes. Después de esto, es también muy recomendable que el niño/a juegue a limpiar los dientes de algún peluche con un cepillo de dientes. Todo esto nos sirve para que el niño/a se familiarice con la rutina y esté más cómodo durante la visita real. También hay libros infantiles, con ilustraciones detalladas y un lenguaje sencillo para que los más pequeños tengan una idea de que esperar en el dentista.

la primera visita y el miedo al entista

Cuando prepares la primera visita al dentista con tu hijo/a, intentar no incluir demasiados detalles sobre el procedimiento, si lo haces, es posible que surjan más preguntas, cuyas respuestas pueden causar ansiedad innecesaria. Es importante mantener una actitud positiva cuando discutas la próxima visita, evitando dar falsas esperanzas.

comportamiento en la clínica

Es lógico y apropiado para la edad que un niño no quiera que un extraño lo examine, llore, gimotee, tenga miedo al dentista, etc. Lo más importante es mantener la calma y sobretodo recuerda que los odontopediatras están más que acostumbrados a trabajar con niños y están familiarizados con todo tipo de rabietas. Es posible que estos te pidan que mantengas la distancia o que sujetes la mano del pequeño para que esté cómodo y tranquilo.

después de la visita

Muchos expertos no recomiendan prometer al niño/a un tratamiento especial o regalo si se porta bien en la consulta del dentista y no llora, por que esté puede pensar: ¿Qué tiene de malo ir al dentista que voy a querer llorar? Prometer golosinas también envía el mensaje equivocado. Lo ideal, cuando termine la visita, es felicitar a tu hijo/a por su buen comportamiento y por ser tan valiente.

ir al dentista es obligatorio

Tu hijo debe comprender que la visita al dentista es una necesidad, no una opción, también debe saber que el dentista es la persona encargada de cuidar sus dientes para que sean fuertes y así pueda comer bien y tener una hermosa sonrisa. 

Articulos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CONTACTA CON NOSOTROS

PIDE TU CITA

O completa el siguiente formulario y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible